Decoración

Todo lo que tienes que saber para tu oficina en casa

Tener una oficina en casa nunca está de más. Es una buena idea, ya que no sabes si algún día vas a necesitar un sitio desde el cual teletrabajar. Si estás pensando algún proyecto para poner una oficina en tu casa, lee este post en el que te daremos los mejores consejos para instalar una oficina en tu propia casa, con una buena iluminación led.

Lugar para tu oficina en casa

La primera decisión que tendrás que tomar es el lugar en el que vas a poner tu oficina. Puede que ya lo tengas decidido, porque tienes una habitación a la que no le das mucho uso y te interese poner allí tu oficina. Si no estás seguro de qué habitación usar como oficina, a continuación te daremos nuestra recomendación.

La oficina es la parte de la casa en la que vas a trabajar, por lo que debe mantenerse lejos de una zona de ocio que te pueda distraer. Como necesitas concentración, no es muy buena idea que la tengas pegada a la habitación de los niños o al salón, para evitar el mayor ruido posible. En función del uso que tengas pensado darle, tendrás que tener en cuenta que puede que sea una habitación donde recibas clientes, por lo que tiene que ser una parte accesible fácilmente de la casa. Si es así, también te recomendamos que sea una habitación amplia con sofá o sillones donde puedas recibir amable y cordialmente a tus clientes

Oficinas ergonómicas

Las oficinas suelen convertirse en sitios donde se pasa mucho tiempo, por lo que adaptar la oficina a tu manera es muy recomendable. Haz que el espacio que te rodea sea cómodo para ti, pero que no provoque a la vez distracciones.

La ergonomía es muy importante en estos casos, ya que, aunque parezca mentira, un lugar cómodo y que se adapte a tus condiciones o gustos, aumenta la productividad a la hora de trabajar.

Lo primero y primordial que tienes que hacer es comprar una silla a tu medida y gusto. No hay nada más incómodo que pasar horas y horas sentado en una silla a la que no te adaptas. Genera molestias, dolor de espalda, te concentras menos, te cansas más… Adquiere una silla que tenga las comodidades que estés buscando para evitar ese tipo de situaciones. Aunque te parezca una inversión cara, porque hay otra más económica pero menos cómoda, ya verás cómo tu cuerpo te lo agradecerá a largo plazo.

Ilumina tu oficina

No puedes pretender tener una oficina que parezca una cueva. Haz que la luz se apropie del espacio, porque de esta forma harás que tu vista fuerce menos, y te encontrarás más descansado.

Lo más recomendable es que la oficina cuente con la mayor cantidad de luz natural posible, ya que es la más saludable para nuestros ojos. Aun así, compra luces adecuadas para cuando sea de noche y ya no haya luz solar. Lo más seguro es que pases muchas horas sin luz natural también, por lo que tener un equipo de iluminación que se adapte a tus condiciones es imprescindible.

Siempre puedes contactar con nosotros para asesorarte en las necesitas para una buena iluminación en el trabajo.

Inco Ingenieros

Organización profesional

Siendo honestos, una oficina que tenga elementos ociosos no es una oficina funcional. Dentro de tu oficina lo que quieres es no malgastar tu tiempo y ser lo más productivo posible. Deja las distracciones fuera, que ya habrá tiempo de pasarlo bien después.

A su vez, tener un espacio con un aire de profesionalidad es fundamental. Aparte de que le da esa atmósfera de trabajo, ayuda mucho más a la concentración. No hay comparación entre un mueble de madera sobrio y sencillo a uno que sea de muchos colores y con mil formas.

Marca tu estilo

Como ya hemos comentado anteriormente, en la oficina puede que llegues a pasar muchas horas, especialmente si trabajas desde casa. Esto hace que la personalización de la oficina sea una prioridad.

Haz que la oficina donde trabajas sea únicamente tuya y de nadie más. La decoración y mobiliario que uses solo lo limita tu imaginación (¡y también tu bolsillo!).

Tienes que conseguir que el ambiente de tu oficina sea evocador y te ayude a concentrarte. Si un ambiente parecido a una biblioteca con muchos libros y demás te ayuda en esta tarea, pues lo que necesitas son estanterías donde poder colocar tus libros.

El color verde es muy importante

Las plantas son importantes en tu espacio de trabajo. Aparte de que refrescan el aire, también te ayudan a refrescar la mente, ya que el color verde hace que te relajes y no te sientas siempre tenso y presionado en tu oficina.

Instalar una red WiFi adecuada

Trabajar desde casa implica, en la amplia mayoría de casos, que tengas que usar internet. Hoy en día, internet es una herramienta que usa todo el mundo, por lo que tener que compartir el mismo internet que tus hijos y el resto de la familia hará que tu conexión sea menos fluida.

Este punto no es imprescindible, pero si tienes que tenerlo en cuenta. Haz un análisis de la fluidez con la que te conectas a internet y valora la opción de comprar una red que sea exclusiva para ti en tu oficina.

La comodidad es fundamental

Es verdad que hemos dicho anteriormente que la oficina es el sitio donde vas a trabajar, pero también es importante tener una pequeña zona donde puedas tomarte un break.

Lo más recomendable es que compres un pequeño sofá donde poder sentarte a reflexionar o simplemente a descansar. ¡Es imposible estar día tras día trabajando con la misma energía todo el rato! Somos seres humanos y necesitamos también descansar de vez en cuando.

Se práctico

En una oficina la función de todas las partes y objetos que la integran tiene que ser clara. No puedes tener “cosas por ahí” que no sabes muy bien para qué las quieres. Lo que no te sirva de nada: fuera de tu oficina. Aunque parezca un comportamiento un tanto radical, es la forma más eficaz de aumentar al máximo la eficiencia de tu oficina.

Regresar a la lista

Deja una respuesta